By | marzo 24, 2020

En estos días de confinamiento en casa por motivo del COVID-19, estamos viviendo una transformación obligatoria en el modelo de enseñanza-aprendizaje tradicional. Las escuelas y universidades se cierran hasta nuevo aviso, mandándose a todas las personas a confinarse en su casa.

Docentes y discentes deben, respectivamente, enseñar y aprender desde casa. El modelo presencial se convierte por confinamiento en un modelo a distancia. Por la facilidad en la gestión de procesos educativos, la enseñanza-aprendizaje a distancia se regula por las tecnologías de la información y la comunicación, adoptándose un modelo virtual (eLearning).

Que el nuevo contexto educativo elegido sea virtual es absolutamente coyuntural por la tecnología disponible. La gran mayoría de estudiantes dispone de conectividad a internet, dispositivos capaces de navegar por la web, y sensores como micro y cámara para comunicarse mediante plataformas y apps. Hace unos años se hubiera utilizado la televisión, la correspondencia o la telefonía, ámbitos que en algunas partes aún están activos. Ahora se utilizan plataformas de video, de correo electrónico o de videoconferencia.

Así que puedo decir que por coyuntura tecnológico-social se elige el eLearning como «nueva» estrategia de enseñanza-aprendizaje. Las clases presenciales, los encuentros físicos para atender a estudiantes, los soportes a estudiantes en las aulas físicas y los exámenes presenciales se transforman en acciones en lo virtual adaptadas rápidamente a las órdenes del confinamiento.

El «nuevo» escenario virtual e impuesto, implica que muchos y muchas docentes estén aprendiendo sobre la marcha. No obstante, en el uso de herramientas digitales en el aula presencial ya se estaba a pié de un modelo virtual, mezclado con el presencial. Ahora ha cambiado el lugar de aprendizaje, y esto cambia el modelo pedagógico, pero no las herramientas digitales que ya usamos en el aula.

Como escuché decir a un buen amigo mío llamado Marc Alier: «los sándwiches dan seguridad«. Es una frase dicha por Bruce Willis en la película The Kid. En la película se rueda una escena donde Willis entra en una crisis personal, paliándola con la preparación de un sándwich con todo aquello que le gusta. Haciendo alegoría, habrá quien ahora se esté comiendo un sándwich con sus ingredientes preferidos, son aquellos y aquellas docentes que están acostumbrados a un modelo virtual. Otros y otras docentes, aunque les parezca que están comiendo un sándwich que no les gusta, están a tiempo de ponerle sus ingredientes preferidos. Por ahora solo nos han servido el pan.

Llenar el sándwich de tus ingredientes preferidos es ahora adoptar metodologías docentes y herramientas digitales que te ayuden a liderar el cambio al modelo virtual, en el que te sientas cómodo, y que tenga un impacto positivo para los estudiantes. Arma un modelo y unas estrategias en el que te sientas seguro, usando herramientas que pueden darte retroalimentación.

Creo que tengo la obligación de allanar el camino a todas y todos los docentes que viven el cambio a lo virtual, para darles seguridad y que preparen un sándwich con sus ingredientes preferidos. Este es el motivo por el que he estoy escribiendo tan rápido como puedo una guía de comprensión rápida y práctica, para acercar la analítica del aprendizaje como un recurso más en el modelo de enseñanza-aprendizaje virtual.

Puedes participar en la guía enviando tus recomendaciones, tips, experiencias o estrategias en el uso de datos en el aula que creas pueden ser interesante para la comunidad educativa. Toda participación será bienvenida. Hazlo desde aquí.

Authors

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *