By | septiembre 26, 2016

Esta entrada es la segunda parte del estudio realizado por LACE en el que se pronostican ocho aspectos de la analítica del aprendizaje para el 2025. En la primera parte comenté los primeros cuatro puntos:

1. Las clases realizan un seguimiento del entorno físico para dar soporte al binomio enseñanza-aprendizaje

2. El seguimiento de datos personales dará soporte al aprendizaje

3. Las analíticas raramente se utilizan en educación

4. Los individuos controlan sus propios datos

Los otros cuatro puntos restantes del estudio tienen una relación directa con el uso y nivel de integración de la tecnología para la mejora del aprendizaje.

5. Se adoptan sistemas abiertos de analítica del aprendizaje: Los expertos predicen un uso heterogéneo de plataformas para la adopción y adaptación de la analítica del aprendizaje ante sus preferencias de análisis. Se usarán algoritmos abiertos, soluciones de distintos proveedores y los datos se compartirán de acuerdo a unos estándares que proporcionan transparencia y validación independiente. Los métodos de visualización también serán estándares y por ende los alumnos y profesores se beneficiarán al respecto pudiendo utilizar distintas aproximaciones en la visualización de las interacciones. Citan a la Open Learning Analytics Fundation como la precursora de esta situación abierta en el 2025.

No es novedoso el uso de distintos productos, actualmente existen distintas soluciones de análisis de datos educativos y varios modelos de visualización. Lo interesante es la visión que ofrecen del uso extenso, democrático y estandarizado de las distintas herramientas privadas o abiertas.

6. Sistemas de análisis de datos educativos son esenciales para captar la atención de los alumnos: En el 2025 los sistemas de predicción basados en el comportamiento de los alumnos tendrá tal exactitud que alumnos, profesores e instituciones los utilizarán para poder ejecutar su rol. Los algoritmos de predicción lanzarán recomendaciones como base para que los profesores puedan planificar y realizar su trabajo. Los alumnos las utilizarán para conseguir los mejores resultados. Las predicciones a tiempo real permitirán adaptar estrategias de las instituciones. Se creará una ecología de soluciones, para instituciones e individuales, desarrolladas por distintos proveedores que asesorarán en la respuesta a las predicciones y accionado de las recomendaciones.

Esto es Minority Report para la analítica del aprendizaje. Las predicciones son un elemento sensible de la analítica del aprendizaje, puesto que obvia el libre albedrío del ser humano. Básicamente se relega a los ordenadores el análisis, sacado de conclusiones y accionado de las mismas. Los distintos algoritmos gobernarán la educación del futuro.

7. La mayoría de la enseñanza se delega a los ordenadores: En el 2015 se empiezan a almacenar datos de las distintas interacciones de las personas. En el 2025 estos datos constituyen grandes bases de datos que un profesor no podrá analizar de una manera eficaz. El análisis de todos estos datos permitirá reconocer mejores estrategias de aprendizaje o los distintos materiales que resultarán más beneficiosos en los distintos tipos de aprendizaje de los alumnos. Se predice que los alumnos destinarán más tiempo a este tipo de sistemas de análisis (aprendizaje adaptativo).

Este punto es un poco lo mismo que el número 6. Los profesores verán reducidas algunas de sus acciones puesto que los alumnos tendrán visualizaciones generadas por ordenadores de orígenes de datos distintos (entorno virtual aprendizaje, página web de lecturas, gadgets…).

8. Las analíticas dan soporte a un aprendizaje autónomo autodirigido: En el 2025 el currículum ya no será creado por otros. El aprendizaje adaptativo se potenciará mediante un Sistema de Trayectoria del Aprendizaje que analizará las necesidades del alumnado. Este sistema analizará los objetivos establecidos, las acciones del alumno y cómo se está desarrollando para conseguirlos para entregarle información en formato recomendaciones que le instará a contactar con un experto, a consultar ciertos contenidos o a demostrar ciertos conocimientos o habilidades. La evaluación formativa substituirá a los exámenes y será clave para que este sistema de adaptación sea efectivo.

Se da un paso adelante en el uso de la tecnología para ofrecer contenido significativo para el alumno e individualizado. No se comenta el papel que tendrá el profesor. Se extrae que aparecerán nuevas profesiones relacionadas con el nuevo «Sistema de Trayectoria del Aprendizaje».

LACE presenta un escenario educativo para el 2025 gobernado por algoritmos, tecnología cuantificativa y sistemas de predicción analítica. Políticas claras regirán las transición tecnológica para asegurar una correcta adaptación y adopción de la analítica del aprendizaje en cuanto a aspectos de privacidad de datos, integración tecnológica y estrategia de centro. El futuro de los profesores parece ser que pasará a convertirse en un mentor y posiblemente redactor de contenidos en los sistemas citados en el estudio. En el 2025 quien sepa gobernar datos tendrá el poder.

Daniel Amo Filvà

Profesor apasionado de las tecnologías. Creo en la Analítica del Aprendizaje para la mejora del contexto educativo. Investigo en e-learning, escribo, comparto conocimiento y practico el aprendizaje extremo.

More Posts - Website

Follow Me:
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *