By | octubre 27, 2015

Editor de códigoLa siguiente es una de las frases que más se ha hecho eco en las redes sociales y blogosfera en los dos últimos años.

Hay que aprender a codificar.

Otra de las frases célebres que corren por internet es la de Steve Jobs

Todo el mundo debería aprender a programar una computadora… ya que te enseña a pensar.

Tras estas citas se entiende que codificar permite pensar de otra forma… ¿más analítica? ¿más estructurada? ¿más orientada a qué?

A Jobs le hubiera gustado que todo el mundo supiera programar computadoras, pero la realidad es otra. La mayoría de la población mundial no sabe programar. ¿Esto significa que son incapaces de crear soluciones digitales para satisfacer sus propias inquietudes digitales? Todo depende. Existen programas que permiten a los no-programadores crear sus propias soluciones digitales. Y con esto, como profesores, por ahora basta. WordPress es un claro ejemplo de una plataforma web que permite a personas no-programadoras crear páginas web.

Si trasladamos el hecho anterior a la analítica del aprendizaje nos damos cuenta que nos están vendiendo un tipo de profesor ficticio, utópico, irreal. La mayoría de los cursos que podemos encontrar en línea, libros, blogs, referencias, podcasts, investigaciones… hablan de la analítica del aprendizaje como la ciencia del estudio de datos educativos. Es cierto, pero incurren en el error de tratar a los profesores como científicos de datos, conocedores de algún lenguaje que permita analizar datos (Python, R…), con conocimientos estadísticos y métodos de predicción.

Los profesores no son científicos de datos. Ergo:

Lo que se necesita son herramientas hechas por programadores, para que los no-programadores-profesores puedan analizar los datos generados por las interacciones de sus alumnos.

Puede que este tipo de perfil que se demanda para la analítica del aprendizaje se encuentre en entornos universitarios o instituciones de investigación. En los colegios, universidades o instituciones educativas en general no es necesario que los profesores sepan codificar para analizar datos educativos. ¿Dónde está la capacidad analítica de los profesores pues?

Existe lo que se llama la perspicacia analítica y herramientas fantásticas que sin saber codificar ofrecen a los profesores la gran posibilidad de poner en práctica la analítica del aprendizaje. Para muestra un botón:

  • Se puede empezar con una hoja de cálculo de los logs, realizar unos gráficos y analizar los resultados visuales (ver consejos sobre visualización de datos educativos).
  • Más sencillo aún, se puede utilizar algún plugin del EVA (GISMO…) para mostrar visualizaciones de las interacciones de los alumnos.

Destruyamos la falacia de los profesores codificadores: No es necesario saber codificar para aplicar la analítica del aprendizaje. Repitámosla hasta convertirlo en nuestro mantra.

Fuente de la imagen: Premiumpixels

Suscríbete a la lista de correo
Suscríbete ahora y recibe por email las últimas novedades y ¡material exclusivo!
100% Privado. No enviamos spam.

Daniel Amo Filvà

Profesor apasionado de las tecnologías. Creo en la Analítica del Aprendizaje para la mejora del contexto educativo. Investigo en e-learning, escribo, comparto conocimiento y practico el aprendizaje extremo.

More Posts - Website

Follow Me:
Twitter

2 Replies to “La falacia de los profesores codificadores”

  1. José Emilio Sánchez García

    Quizás no sea necesario saber programar, sin embargo ayudaría bastante a un docente que tenga estas desarrollada la habilidad de programar el diseñar y codificar sus propias necesidades de información.

    Por ejemplo en el caso de los profesores del área de sistemas computacionales tienen ellos una gran oportunidad con relación con los docentes de otras áreas del conocimiento para explorar la riqueza de la analítica de aprendizaje mediante la implementación de algoritmos.

    Reply
    1. Daniel Amo Filvà Post author

      Tienes toda la razón José, cuanta más sabiduría y más conocimientos se tenga, más independencia y resultados se pueden obtener de distintas áreas. Sería muy interesante pues, que quien tenga la capacidad, construya dichos algoritmos de soporte al profesorado y alumnado.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *